Costa Blanca

alquiler de veleros

El paisaje de la Costa Blanca se caracteriza por un litoral suave, junto con montañas que alcanzan hasta los 1.500 m de altura y a muy poca distancia de la costa, como las de Aitana o Puig Campana, siendo la segunda provincia más montañosa de España y convirtiéndola en zona ideal para escapadas con encanto, como la ruta que va de Valencia hasta Alicante.

La provincia cuenta con una amplia variedad de parques naturales, entre los que se encuentran sierras litorales (Serra Gelada en Benidorm, el Peñón de Ifach en Calpe y el Montgó en Denia), así como humedales de alto valor ecológico (Salinas de Santa Pola, Lagunas de Torrevieja-La Mata, el Hondo de Elche y la Marjal de Pego-Oliva) y la Reserva Natural de la Isla de Tabarca que, frente a las costas de Santa Pola, exhibe una gran riqueza en sus fondos y en su fauna marina.

El Cabo de San Antonio, entre Jávea y Dénia, es otra Reserva Marina existente en la Costa Blanca y una zona muy recomendable para los amantes del submarinismo y de las visitas panorámicas que desde una embarcación se puede observar, de hecho en nuestro apartado de rutas la tenemos presente en la ruta que va de Dénia a Moraira.

El desarrollo de los últimos años ha convertido la Costa Blanca en uno de los principales reclamos turísticos, gracias a sus modernas infraestructuras turísticas y vías de comunicación, donde se esconden pequeños pueblos casi ocultos en la sierra y modernas ciudades costeras con una intensa vida diaria, la buena gastronomía, el buen clima  y la gran marcha nocturna.

La Costa Blanca cuenta con una de las mayores ofertas náuticas, con más de 20 marinas y puertos deportivos, con inmejorables instalaciones y servicios, donde se ofrece el alquiler de embarcaciones.